Buscando un regalo de cumpleaños.

Un par de semanas antes del 26 de junio, empiezo la búsqueda del regalo de cumpleaños para mi pareja. Este año me está costando más que otros encontrar algo que reúna 3 condiciones: que le haga ilusión, que sea realmente necesario, y sobre todo, que lo use.

¡Manos a la obra!


Ha pasado una semana y aquí sigo, sin regalo. Entre que el coronavirus sigue dando por saquito, y que se me ha quitado bastante la costumbre de salir a comprar regalos, dedico largos ratos a buscar en Google: “regalos originales de cumpleaños” “sorprende a tu marido en su cumpleaños” “regalos originales para hombres”.

Al final encontré algo que creo podría gustarle… ¡una pistola a presión para lavar el coche!

Fuego artificiales de emoción ¡¡¡¡Yujuuu!!!! 🎉

Y como no, aterrizo en Amazon. Esto es lo que me encuentro: definiciones imposibles, nombres de marcas que “nisu”, y fotos de las pistolas y accesorios. 👇


¡Madre del amor hermoso! ¿Y ahora qué hago?

Tengo la opción de comprarla físicamente en algún sitio donde alguien me asesore.

¡Compra online al garete!

Todo este rollo lo cuento porque me he encontrado con uno de los errores más habituales en los contenidos digitales: escribir sobre características, y no sobre beneficios, y mostrar imágenes de productos y no de uso.

Mira como podría haber cambiado el tema si en vez de encontrarme con esos contenidos, me encuentro con algo así:



A muchas empresas les ocurre esto. Se intentan comunicar y captar clientes utilizando las mismas estrategias que si estuviesen hablándoles en persona. Pero en el mundo digital no existe ese contacto y por lo tanto el mensaje tiene que ser distinto.

[Pequeño paréntesis: Si quieres saber las diferencias entre marketing tradicional y digital ,te recomiendo que leas este post: Marketing offline 💛  Marketing online]

Y dicho todo esto, te dejo un par de consejos sencillos para que tus contenidos digitales funcionen:

1- TEXTOS DIGITALES QUE CAPTEN LA ATENCIÓN.
Los posibles clientes, que busquen productos y servicios como el tuyo, necesitan que les pongamos las cosas fáciles. Explícales de manera sencilla las ventajas de tu producto o servicio, ellos tienen una necesidad y lo que necesitan es que les ayudes a cubrirla. Así que cuando escribas, ponte en la piel de la persona que va a leer, piensa que esa persona no tiene que conocer ciertos tecnicismos. Escribe para ellos, no para ti.

2- IMÁGENES DE USO.
Las imágenes deben transmitir los beneficios que aportan los productos o servicios que ofreces. Es decir, si vendes piscinas, pon una foto de personas refrescándose en la piscina. Es importante que de un simple vistazo se vea bien el tamaño, el color, el material, pero también las necesidades que cubren: no pasar calor y disfrutar en familia, por ejemplo.


Obviamente, hay muchos más elementos que debemos tener en cuenta a la hora de definir nuestros contenidos digitales. Como el tipo de letra, la calidad de las fotos, la definición del público objetivo, y un largo etcétera. Pero eso es mejor que lo dejes en manos de profesionales.

Y hasta aquí este post.

Como siempre espero que te haya gustado y, sobre todo, ayudado a entender como conseguir que tus contenidos digitales conviertan a clientes potenciales en compradores.

PD. Por favor, fabricantes de pistolas para coches, haced que vuestros contenidos sean más sencillos para inexpertos como yo. 🤪

Comentarios siempre bienvenidos.

¡Feliz día!

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *